Skip to content Skip to footer

15 FORMAS DE JUGAR MEJOR Y GANAR

Quizás estés cansado de perder. O tal vez eres muy competitivo y lleves anotado cada victoria y derrota. Viene la gran pregunta ¿Cómo puedo ser mejor en los juegos de mesa? Para ganar un juego de mesa influye tu habilidad como jugador para aprender de la experiencia en dos aspectos del juego: Analiza el estado de la partida y tu posición, compara las opciones y elige la mejor para tus objetivos.

Los consejos que te presentamos a continuación se traducen en cosas que realmente puedes hacer en un juego de mesa para ganar.  

1. Enfócate en el juego

¿Cuántas veces has jugado a un juego en piloto automático? Quizás es un juego que conoces muy bien, o has estado hablando en lugar de fijarte que ocurre en el juego. 

Hablar y divertirse es la razón por la que nos gustan tanto los juegos de mesa. Pero si quieres mejorar, préstale atención y analiza lo que está pasando. Entrena tu cerebro para que se concentre en el juego y no te distraigas, al menos hasta que sepas lo que vas a hacer en tu turno.

2. Juega para ganar, no para divertirte

Es muy obvio, pero hay muchas veces que he jugado para divertirme, no para ganar. Cuando juegas para ganar, cada turno se centra en acercarse a la victoria. 

3. No se vale los amiguismos 

Si tu mejor movimiento es conquistar el territorio de tu mejor amigo, entonces hazlo. No le des ninguna ventaja por tu relación de amistad. Es un juego. Y tú quieres ganar.

4. Conoce cómo se puede ganar

Los juegos suelen tener varias formas de ganar. Ten claras todas ellas. Conoce los pasos que tienes que dar para llegar a los objetivos del juego.  Si necesitas tener la mayor cantidad de edificios, entonces piensa en cómo construirlos. ¿Qué recursos necesitas? ¿Cómo los consigues?  En cada turno, realiza una acción que te acerque a tu objetivo.

5. No persigas objetivos personales

Aunque puede ser bonito intentar conquistar todas las regiones de un rincón del mapa en Small World, no dejes que eso te impida tomar mejores decisiones en el juego. Ignora tus objetivos personales y, en su lugar, juega por lo que te dará más puntos. ¿Qué te pondrá en la posición más fuerte? ¿Qué te dará más puntos en este turno y en los futuros? No juegues por lo que está en tu mente, juega por lo que te dará los puntos necesarios para ganar.

6. Saber cuándo termina la partida

Lo que hace que una partida termine es tan importante como saber cómo ganar. ¿Es el número de turnos? ¿Cuándo alguien llega a un determinado número de puntos? ¿Cuándo se agota el mazo de cartas?

Tienes que saber qué es lo que hace que una partida termine para poder tenerlo en cuenta en cada decisión que tomes. Por ejemplo, en Carcassonne, la partida termina cuando se juega la última ficha. Así que tienes que estar preparado para ello. No tiene sentido que los meeples no te sirvan durante los últimos turnos. Es mejor que los juegues y ganes algunos puntos donde puedas para que cada turno cuente. Empieza a ver el número de turnos de una partida como algo tan importante como el resto de los recursos a tu disposición.

7. Observa a los demás jugadores (especialmente al mejor)

Presta atención a lo que hacen tus oponentes. Podrás ver quién va ganando, quién va detrás y dónde estás tú. Si quieres hacer un movimiento que frene al líder, primero tienes que saber quién es el líder. Intenta averiguar qué estrategias utilizan los demás jugadores. Si están reuniendo sistemáticamente un tipo de recurso, intenta averiguar por qué. Cuando hayas averiguado qué es lo que les funciona bien y por qué, puedes probarlo tú mismo.

8. Juega al mismo juego con diferentes personas

Jugar al mismo juego una y otra vez con las mismas personas puede no ser tan beneficioso para tu aprendizaje como crees. Mucha gente utiliza las mismas estrategias cada vez que juega a un determinado juego. Para convertirte en un jugador más experimentado y con más ideas de estrategia, juega al mismo juego con diferentes personas y observa lo que hacen. Así recogerás una mayor variedad de ideas de estrategia.

9. Aprende las reglas jugando por tu cuenta

Esto es más que aprender las reglas, es aplicarlas para ver cómo funcionan en su contexto. Tendrás una comprensión mucho más profunda de cómo funcionan los sistemas de juego en conjunto. Jugar por tu cuenta es una buena manera de probar diferentes estrategias. Prepara el juego para 4 jugadores y elige una estrategia diferente para cada uno de ellos.

Verás cómo las diferentes manos, las posiciones del tablero, los roles del juego y las circunstancias afectan a las estrategias que mejor funcionan en cada momento. No todos sabrán, recordarán o se preocuparán por las acciones y reglas especiales del juego. Si eres tú el que lo hace, estás en ventaja.

10. Juega diferentes tipos de juegos de mesa

Cuantos más tipos de juegos diferentes juegues, más fácil será aprender juegos similares en el futuro. Así puedes utilizar tu espacio cerebral en encontrar formas de ganar, en lugar de recordar las reglas. Por ejemplo, cuando jugué por primera vez 7 Wonders. Como había jugado a Sushi Go!, entendí cómo funciona un juego construido en torno a la mecánica del drafting de cartas, así que pude centrarme en cómo ganar.

11. Juega a un juego cooperativo

Los juegos como Zombicide: Black Plague, son juegos cooperativos en los que todos trabajan juntos para vencer. Al ganar o perder juntos, todos discuten las estrategias y lo que es mejor para el equipo. Puedes aprender mucho escuchando los razonamientos de otros jugadores y cómo sopesan las diferentes opciones en una partida cooperativa.

12. Discute la estrategia al final de la partida

En mi grupo de juego habitual siempre hablamos de la partida al final. Reflexionamos sobre lo que haremos de forma diferente la próxima vez, cómo y por qué ganamos o perdimos, y cuál fue el punto de inflexión en la partida.

Somos bastante analíticos y objetivos y nos comentamos mutuamente cómo hemos jugado y qué errores creemos que ha cometido cada uno durante la partida. Por ejemplo, si una persona hace una jugada muy tonta durante una partida que le ha llevado a perder o ha dado ventaja a otra persona, se lo decimos. Es una forma estupenda de aprender de los demás y descubrir estrategias para la próxima vez.

13. Pide una opinión

Antes de la partida, pídele a un jugador que sepas que es bueno en el juego que observe tus turnos y que te dé su opinión al final de la partida. Probablemente se sentirá muy halagado de que se lo pidas y estará más que dispuesto a ayudarte si le dices que estás intentando mejorar. Al fin y al cabo, tendrá un mejor competidor contra el que jugar en el futuro.

14. Se flexible y adáptate

Puede que elijas tu estrategia para un juego basándote en lo que te ha funcionado bien en el pasado. Lo cual no es necesariamente un mal enfoque. Pero no todas las partidas se desarrollan igual. Lo que te funcionó en una partida puede no funcionar tan bien en otra porque el estado del juego es completamente diferente. Se ve afectado por muchas variables: las decisiones que han tomado otras personas, el tipo de cartas que has sacado o la suerte que has tenido con tus tiradas de dados. 

Ten unas cuantas estrategias diferentes bajo la manga y prepárate para cambiar tu enfoque para aprovechar la situación en la que te encuentres.

15. Busca guías de estrategia en Internet

Aprende de los jugadores que han jugado muchas veces, entienden qué funciona y qué no.  Aunque los movimientos varían en cada partida, hay estrategias generales que te ayudarán a ganar. Consejos de jugadores experimentados pueden ser la diferencia entre ganar y perder. BoardGameGeek tiene guías de estrategia. Sólo busca en los foros la estrategia del juego que quieras. 

Articulo original: https://mykindofmeeple.com/better-at-tabletop-board-games-win/

Leave a Comment

Minimum 4 characters